lunes, 8 de septiembre de 2008

WE FEED THE WORLD / SOYLENT GREEN


Veo el trailer de "We feed the world" y se me ponen los pelos de punta.
We Feed the World es un documental austríaco que muestra una imagen crítica sobre el aumento de la industrialización y de la masificación de la producción de alimentos.
El hilo conductor del documental es una entrevista con Jean Ziegler (ponente especial de Naciones Unidas para el derecho a la alimentación), informador especial de las Naciones Unidas . La película, que ya es el documental de mayor éxito de las últimas décadas en Austria, cuestiona el comportamiento de consumo y la responsabilidad de cada uno.
El film nos lleva por Francia, España, Rumania, Suiza, Brasil y de vuelta a Austria. Además de Jean Ziegler, en este documental se entrevista al Director de Producción de Pioneer, la mayor empresa de semillas del mundo, y a Meter Brabeck, Director de Nestle Internacional, la mayor empresa alimenticia del mundo además de a pescadores, agricultores y biólogos.
Sin desperdicio las declaracioes del Sr. Brabeck, según él, el agua es un "bien", y por tanto debería entrar en el libre mercado...y ésta es solo una de las perlas del film.



Sin duda esta información me ha retrotraído a una de mis películas-icono: "Cuando el destino nos alcance" (Soylent Green) es una película norteamericana de ciencia ficción producida en 1973 y dirigida por Richard Fleischer. Está basada en la novela de Harry Harrison de 1966 titulada ¡Hagan sitio! ¡Hagan sitio! (Make Room! Make Room!).
Los que la hayan visto recordarán la trama, en un futuro los alimentos escasean en la Tierra por lo que el Soylent Verde, unas nuevas galletas hechas de plancton son muy populares, hasta que Charlton Heston descubre de qué están realmente hechas esas pastitas...¿Por qué no hay jubilados paseando en los parques?...


5 comentarios:

hollín dijo...

otra vez se abren ventanas al pasado, la vi en la tele cuando era pequeña, no recuerdo apenas la trama de la película pero sí que me impactó tanto la sensación apocalíptica, con la angustia de la gente por la falta de alimentos, como el final, cuando se descubre que las galletas las hacían con personas.
Me sorprende recordarlo después de tanto tiempo, y además que pudiera entenderla entonces.

El documental tiene muy buena pinta, son de esas cosas con las que se te encoge el estómago pero como lo estrenen no me lo pierdo, hay que querer saber, y además yendo al cine se apoya la iniciativa.

Paymon dijo...

La estrenan en el Verdi, creo.¡Allí nos vemos!
Los paralelismos entre el documental y la peli son escalofriantes, no me cuesta imaginarme al señor de Nestlé comercializando su versión de Soylent Green.
Y sí, Hollín, yo también creo que merece la pena apoyar a los que denuncian, además quizás aprendamos "tácticas" o "trucos" que nos alegen lo máximo posible de esta gentuza y sus prácticas inmorales e inhumanas.

enero dijo...

será interesante ver el documental, cuando vayáis a ver si puedo apuntarme.

paymon dijo...

¡Te llamamos!

Anónimo dijo...

He visto recientemente este documental, sin salir de mi asombro durante los 95 minutos que dura. ¿Cómo se puede explicar que en el mayor mercado agrícola del África Occidental, el mercado de Sandaga en Dakar (Senegal), puedan encontrarse frutas y verduras europeas a un precio tres veces inferior que el de los productos locales? Es increíble, es el dato que más me ha llamado la atención. Al igual que los costes de transporte de mercancías a pesar de cruzar europa solo supongan el 1% del precio final, con el precio desorbitado que tiene la gasolina actualmente...

Gracias por adelantado por vuestras respuestas!
Saludos