martes, 2 de agosto de 2011

TWIXT


Twixt, así se llama la última chifladura de Francis Ford Coppola... ¡bendito sea!. Según su creador se trata de una película de terror gótico-experimental (¡me encanta!) que cuenta la historia de un incompetente escritor de novelas de terror (interpretado por un orondo Val Kilmer) que intenta desentrañar el misterio de ciertos asesinatos ayudado por...  ¡el fantasma de Edgar Allan Poe!
Todo lo respectivo con el film, desde la promoción a la misma cinematografía, ha sido enfocado desde nuevos puntos de vista, por ejemplo, la música a corrido a cargo de Dan Deacon, músico electrónico-experimental, y Coppola pretende hacer un tour de estreno junto al músico y "otras cosas" para crear "una conjunción dinámica" con el público. Otro ejemplo es la posibilidad de votar tu favorito entre cuatro posters de la película en su Facebook. También montó un numerito bastante interesante al presentar el trailer, ya que primero pasó la versión montada, pero después, armado de un Ipad improvisó un nuevo montaje con música en directo siguiendo las indicaciones del público... Sin duda todo esto suena interesante... y además vuelve a aparecer Tom Waits, ¿qué más se puede pedir?.

6 comentarios:

PAYMON dijo...

A más lo veo más me gusta... ¿Soy el único que le ve un puntito Twin Peaks?...

sylvia dijo...

Qué buena pinta y sí, recuerda a Twin Peaks! :)

Sergi dijo...

¡¡¡Viva Coppola!!!

Llosef dijo...

¡Ay! Sé que seré expulsado sin miramientos de la sala, pero Coppola no es un director por el que sienta mucho aprecio. Eso sí, esta peli NO me la pierdo!!!

"F. !" dijo...

¡Qué ganas de verla! Y todo el rato que he estado viendo (y deleitándome con) el trailer, no se me iba la impresión de que parecía una peli del señor Lynch.

PAYMON dijo...

Llosef: Pues ya veremos si tiene distribución... que alguna de las anteriores (Youth without youth) brillaron por su ausencia...
F.!: La verdad es que yo también me muero de ganas, aunque al final seguramente sea algo totalmente diferente a lo que me espero...

La semana que viene voy al Festival de Sitges, ya os contaré...